La importancia de la comunicación entre el gerente y el empleado en toda empresa

La importancia de la comunicación efectiva es fundamental en toda empresa, los gerentes deben ser muy flexibles en esta área, ya que la comunicación se usa  para controlar al empleado de muchas maneras, como podemos saber las organizaciones tienen jerarquías de autoridad y procedimientos formales que los empleados deben observar.

La comunicación ayuda a expresar muchas ideas, fundamentos y reglas de comportamiento que deben mantener los empleados, así mismo ayuda a motivar el proceso de desarrollo de toda empresa, si un gerente mantiene una comunicación activa con sus empleados es muy seguro que esta empresa tenga conocimiento de los retos que enfrenta la misma.

Antes de que la comunicación se lleve a cabo, debe haber un propósito, expresado como un mensaje que debe transmitirse. Pasa entre una fuente (el emisor) y un receptor. El mensaje se convierte en una forma simbólica (llamada codificación) y pasa a través de un medio (canal) al receptor, que a su vez traduce el mensaje del emisor (lo que se denomina decodificación).

Debemos saber que un mensaje expresado con claridad, llega al receptor completo ya que al descodificarlo, este por ende puede interpretarlo y analizarlo, pero que sucede cuando el gerente no sabe mantener lazos de comunicación, sus empleados mantienen conductas de desorientación y llegan a interpretar de una manera diferente a lo que se quiere dar a entender.

Dentro de la comunicación se encuentra los movimientos corporales y la entonación, es oportuno que todo gerente debe conocer el significado detrás de los movimientos corporales de alguien y aprender cómo interpretar el significado de los pensamientos, debido a que los movimientos corporales pueden ayudarnos personalmente y profesionalmente ya sea de manera positiva o negativa.

La entonación verbal es el énfasis que una persona da a las palabras o frases para trasmitir un significado. Si logramos mantener una buena entonación no tendremos problemas a la hora de mantener una comunicación, no se necesita gritar tan fuerte para mantener atraídos a los empleados, a veces nos expresamos demasiado fuerte podemos atemorizar a los que nos escuchan y sembrar temor tampoco es algo que se quiera obtener, debemos mantener un tono regulado ni tan suave pero tampoco tan fuerte, si queremos que nos respeten debemos aportar al respeto nosotros mismos.

La comunicación debe tener un límite, el gerente no debe revelar toda la información de la empresa, debe mantener siempre presente su código de ética, y los reglamentos de la empresa, ya que puede romper la barrera del filtrado, la cual se presenta como una manipulación deliberada de la información para hacerla parecer más favorable al receptor, los gerentes deben mantener a sus empleados trabajando colaborativamente para evitar muchos casos que pueden traer grandes problemas.

Como seres humanos tenemos la tendencia de ser personas que llaman la atención de otras personas, esto suele presentarse muy a menudo dentro de las empresas. Con la razón de manipular la información y quedar bien con las autoridades superiores.

Cuando un gerente desee comunicarse con su empleado este debe ser un emisor o receptor pasivo, tener empatía y un buen criterio comunicativo, ya que muchas veces los empleados mantienen una actitud defensiva debido a que si la comunicación se expresa de manera ofensiva estos se sienten que se les está amenazando, y tienden a reaccionar de formas que dificultan la comunicación efectiva y reducen su habilidad de lograr un mutuo entendimiento. Se tornan defensivos, atacan verbalmente a otros, hacen comentarios sarcásticos, son extremadamente críticos o cuestionan las razones de los demás.